martes, 24 de marzo de 2015

Origen de la expresión "Beber los vientos"

Empleamos este uso para referirnos a una persona que está perdidamente enamorada de otra, o que  busca con ahínco un objetivo determinado. Ejemplo: "Paula ya ni come, bebe los vientos por Jaime y encima éste ni se fija".

En la antiguedad expresada como "beber los vientos y los elementos", no se conoce con precisión cuándo se comenzó a utilizar, probablemente en los inicios medievales, sin embargo se sabe que hace referencia al comportamiento de ciertos perros dedicados a la caza (conocidos como venteadores), en el que al seguir un rastro olfativo por el aire, parece que se lo estuvieran bebiendo, momento en el cual intentan apresuradamente dar alcance a la presa.

Otra teoría asemeja los suspiros de los enamorados a la acción comentada.


Fresco de caza con perros de la ermita de San Baudelio de Berlanga

lunes, 19 de enero de 2015

Origen de la expresión: "Tener sangre azul"

Empleamos este modismo para referirnos a alguien de linaje noble o aristocrático. También se suele emplear el término "príncipe azul", procedente del arquetipo de antiguos cuentos infantiles, en el que se describía un modelo masculino idealizado en la figura de salvador de la protagonista.
Ejemplo: "Durante la Edad Media, era preciso descender de familia de sangre azul para poder optar al trono". 


Blancanieves, los siete enanitos y su príncipe azul.
Una de las principales teorías del origen de la expresión nos lleva al periodo medieval, en el que varios de los trabajos eran manuales y realizados a la intemperie, tales como la labranza, ganadería, etc. Las personas que desarrollaban estas labores estaban más morenas por el sol. La realeza, ajena a dicha exposición, tenía la piel más blanca, y se podían apreciar en ellos las venas con el característico tono azulado a través de la piel, lo cual dio pie a la expresión.

Arcoiris formado por la luz incidiendo en las gotas de agua como un prisma
Este efecto visual es producto de la manera en la que nosotros percibimos los colores, condicionada por la longitud de onda que influye al reflejar un color. De la misma forma que un prisma, descompone la luz blanca en un abanico de colores en función de dicha longitud de onda, un objeto absorbe todo ese abanico de colores excepto el de la onda que emite, que es el que apreciamos.
En el caso de las venas, la forma en la que la luz incide en la piel en ciertas zonas, hace que el color rojo sea absorbido por éstas, reflejando a su vez la longitud de onda mas corta, basada en tonos azulados.

Diversas enfermedades circulatorias causan cianosis, lo cual potencia este efecto.
Con el paso del tiempo esta expresión ha llegado a nuestros días con el significado conocido.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Origen de la expresión "Tener potra".

Empleamos este modismo para indicar que alguien tiene suerte en una acción concreta o de forma genérica. Por ejemplo: "Andrés ganó la lotería dos semanas seguidas.  ¡Vaya potra que tiene!".

Una de las acepciones para "potra" según la RAE es "hernia de una víscera u otra parte blanda". Con este tipo de hernia (y generalmente en las afecciones articulares), se acrecientan las molestias en los individuos que la padecen al haber cambios meteorológicos, debido a las variaciones de presión y humedad.
En especial en la antigüedad, el conocimiento de la predicción  de lluvias y demás inclemencias del tiempo era de gran valor. Aquéllos con "potras" tenían esta capacidad y se les consideraba afortunados por ello. Por esa valía, comenzó a acuñarse dicha expresión que ha llegado a nuestros días con el significado conocido.


Mapa de lineas isobaras para la intepretación actual de los cambios meteorológicos

viernes, 26 de septiembre de 2014

Origen de la expresión "Estar a la sopa boba"

Cuando empleamos esta frase nos referimos a alguien que vive a expensas de otros o sin trabajar. Por ejemplo: "Lo que le gusta a Arturo es vivir con sus padres y estar a la sopa boba". También es empleada como "Comer la sopa boba". 

Para hablar del origen debemos trasladarnos siglos atrás, probablemente en los comienzos del XVI, cuando a las puertas de los conventos y monasterios comenzaron a distribuirse entre los más necesitados unos caldos muy esenciales, basados en agua, pan, vegetales y algún condimento. 
Los universitarios sin recursos también acudían al reparto de esta sopas. Tal era su asiduidad, que se les dio el nombre de "sopistas". El calificativo de "boba" pudo ser por la simplicidad del alimento, pero se dice que podría también ser por la forma de abrir la boca de los mendigos, no acostumbrados a comer platos de cuchara. 
Probablemente por el abuso de los que no pasaban tanta necesidad, comenzaría a emplearse el término con el significado conocido que hasta nuestros días ha llegado.
 
Reparto de sopa en las puertas de un monasterio

jueves, 28 de agosto de 2014

Origen de la expresión "Aburrirse como una ostra"

Empleamos este modismo para denotar un aburrimiento extremo, según indica la RAE.
Por ejemplo: "Todos mis amigos se han ido de vacaciones y con mis padres me aburro como una ostra".

Lo primero que tendemos a pensar al oír esta expresión es en el molusco, sin embargo en este caso "ostra" se refiere a ostracismo, o "apartamiento de cualquier responsabilidad política o social". 
Dicha palabra viene del término griego ὀστρακισμός (ostrakismós). 
El ostracismo practicado en la antigua Grecia, era el destierro de aquellos miembros de la sociedad que se consideraban perniciosos. El sistema para definir quiénes eran los penados se organizaba mediante una votación por mayoría entre los miembros de la asamblea (ekklesia), en la que escribían en desechos de cerámica (llamados "ostracones") el nombre de la persona a la que querían desterrar. Los "elegidos" disponían de 10 días para dejar la ciudad y la duración del destierro era de 10 años, sin embargo la pena solía ser rebajada.
 

Durante el transcurso de estos "ostracismos" la falta del trato con semejantes daba como resultado,  entre otras cosas, un tremendo hastío que llevaba al aburrimiento; esa característica es la que se ha adoptado para que con los siglos se acuñe la expresión tal y como la conocemos actualmente.

Ostracón de la votación de Temístocles, condenado al ostracismo en el año 471 a.C.


También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...