domingo, 31 de marzo de 2013

Origen de la expresión "Montar un poyo"

Empleamos este uso para indicar que se está armando un escándalo, discusión, pelea o tumulto. También es empleado el vocablo pollo con doble l y admitido por el diccionario de la RAE en una de sus acepciones. Igualmente es usado con el artículo "el": "Montar el pollo". Ejemplo: "Carlos montó el pollo en el restaurante por tardar tanto en servirle".

Un "poyo", según la DRAE, es un banco de piedra o de otro material arrimado generalmente a paredes. Su origen proviene del término latino "podium". El uso de este banco o pedestal se ha empleado históricamente para la proclama de discursos aprovechando la afluencia de gente en plazas y zonas de mucho tránsito.
Dado el carácter político y religioso de la mayoría de éstas, era habitual que se oyeran opiniones contrarias que acarreaban encendidas discusiones entre los presentes, las cuales a veces desencadenaban incluso en peleas.
Colocar el atril, o "montar el poyo" para dar dichos discursos, dado el desenlace al que a veces llegaba, fue adoptando el significado que hasta el día de hoy conocemos.

Oradora en Speacker's Corner, lugar mítico de proclamas en Londres

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada