lunes, 5 de diciembre de 2011

Origen de la expresión "No tener dos dedos de frente"

Empleamos este modismo, en un tono despectivo, para decir de alguien que carece de sentido común en sus acciones y o que posee una reducida inteligencia. 

Esta expresión se empezó a emplear en el Siglo XIX, cuando corrientes como la frenología, craneometría y la fisionomía pretendían establecer una relación entre las dimensiones de las diferentes zonas del cráneo humano y los sentimientos, carácter y capacidad intelectual entre otras características tipo. 

Diagrama frenológico del siglo XIX (Fuente Wikipedia)
Se asumió que una frente ancha y despejada era sinónimo de brillantez, inteligencia y templanza y que una frente estrecha era indicio de todo lo contrario, con lo que se comenzó a acuñar el término comentado, dando como medida de referencia "dos dedos de frente", que indicaría ya de por si que una persona no llegaba a lo mínimo de agudeza y claridad mental y mucho menos el tener una frente más corta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada