sábado, 8 de octubre de 2011

Origen de la expresión "A pies juntillas"

Juego de la Rayuela
Empleamos el uso "A pies juntillas" o "A pie juntillas" en el contexto de creer algo con total convencimiento y seguridad. "Creo a pies juntillas que..." 
Una de las teorías del origen de esta expresión es la de un antiguo juego infantil que los niños practicaban. Consistía en saltar, con los pies juntos y una venda en los ojos, entre cuadros pintados en el suelo, siguiendo las indicaciones de un compañero y confiando en ellas. 
Una de las derivaciones de este juego es la "Rayuela", consistente en tirar una piedra a una casilla numerada e ir a recogerla alternando saltos con los pies juntos con otros "a la pata coja". (Imagen)
También existe el uso "Negar a pie juntillo", es decir, hacer una negación con total convencimiento y seguridad, pero no se emplea tanto como la primera acepción comentada.







1 comentario: